Segundo acto…

SEGUNDO ACTO:
Te vieron en el cine acompañado y le fueron a contar que ya estabas saliendo con alguien… (Vuelve a buscarte porque “todos cometemos errores, no funcionó como yo quería la relación con el otro porque no me adora lo suficiente ni me cumple mis caprichos como tú y pues quiero ver que tengo el poder sobre ti aunque no te ame y no me canse de serte infiel disimuladamente para que sigas a mis pies”).

PRIMER ACTO:
…Como aquella primera vez que se enteró que alguien se interesaba por ti y que te trataba bonito y con mucho cariño en público sin temor a nada. (Y corrió a buscarte para decirse “sigue amándome, hago que regrese a mí, lo trato a mi antojo y hago lo que quiero con él, hasta engañarlo las veces que yo quiera”.)

TERCER ACTO:
… ¿Círculo vicioso?

¿CÓMO SE LLAMÓ LA OBRA?
No pasas del mes con ella “amigo” y sobre advertencia no hay engaño, espero que tus paños de lágrimas estén ahí una tercera vez porque tus lecciones no has aprendido.

“Las alas querido amigo son para volar, pues la única ancla para vivir es el amor real a uno mismo; así como la brújula son nuestros seres queridos que como familia están a pesar de todo.”

Malu Ramírez ✾
(Fragmento de Historias del Alma ©®)

Anuncios

AYER

Ayer esperé que me abrazaras… Que platicaras conmigo, que tu alma y la mía se conectaran como aquel primer día en tu casa…

Ayer esperé sentirme apreciada, que importaba un poco para ti, que te atrevieras a tocatme y hacer que me deshiciera entre tus manos…

Ayer tal vez quería un poco de compasión, un amigo sincero que tuviera un poco de amor para mí.

Y aún así nos envolvió la madrugada y me aferré a tu cuerpo trarando de evitar fantasmas y me abrazaste en silencio.

Necesité tanto sentir el calor de tu piel pegada a la mía…

Toda la noche pasé soñándonos haciendo aquello que no hicimos.

Malu Ramírez ✾

Fragmento de “Historias del Alma” ©® 01/06/18)
Gracias amigo Fer Guevara S. por permitirme ser/hacer parte de la historia.

Figura etérea

Me fui con más calma…
Me arranqué de tajo sentimientos
y me dejé fluir.

Ya nada me emociona
(o casi nada).
Nada me toca,
nada me mueve…

Otra vez soy esa figura inerte
a punto del colapso,
a punto de la muerte.

Soy esa etérea figura
que se pierde en la distancia.

Soy palabra perdida,
murmullo que calla,
soy silencio que quema,
soy nada.

Malu Ramírez ✾

(08/06/2018)